Tuesday, November 7, 2017

LA VOCACIÓN PERSONAL

No estamos hablando aquí cuál es mi vocación, si es a la vida matrimonial o a la vida consagrada, ni tampoco de una ocupación o trabajo. Cada persona tiene su propia vocación personal, un rasgo que da unidad a todo su ser, algo tan íntimo que no se puede resumir en una palabra, un modo específico de relacionarse con Dios, un rasgo del rostro de Cristo que cada uno "encarna".
La vocación personal 'es' una Persona, es 'mi' Jesús, el rostro de Jesús para mí. Toda la biblia me habla de esta llamada personal, Dios me llama por mi nombre, es una manera especial y única de 'ser' (no solo 'hacer' las cosas).
Cuando descubres tu vocación personal, se te abre el mundo. Ves cómo Dios te ha ido formando durante los años, cómo incluso las heridas te han modulado en 'tu modo de mostrar el rostro de Jesús'.
Es tarea de cada uno descubrir su vocación personal, leyendo el Evangelio con calma, viendo qué aspectos de Cristo hablan "a mí". Doy nada más un ejemplo que se me ocurrió que ojalá sirva... Cuando San Francisco supo que su vocación personal era vivir la pobreza de Cristo, no era sólo la pobreza, sino también incluía la bondad del corazón, la sencillez, la admiración por la naturaleza, la confianza en la providencia, etc.
Cuál es 'tu' palabra, 'tu' modo de encarnar a Cristo en el mundo, 'tu' frase evangélica que resume todo tu ser?

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search